RINITIS ALÉRGICA

LA RINITIS ALÉRGICA

¿rinitis alérgica o catarro ?

La rinitis alérgica es uno de las enfermedades crónicas más comunes, afecta a millones de personas

rinitis alérgica

La rinitis es una inflamación de la mucosa nasal que produce síntomas son rinorrea, estornudos, casi siempre en salvas (varios seguidos), prurito o picor, congestión (moco en forma de flujo nasal transparente, acuoso), obstrucción nasal, muchas veces se asocia a goteo de moco hacia la garganta (goteo retro-nasal). Cuando la rinitis es alérgica se suele asociar a síntomas a nivel ocular como  los ojos congestionados, que escuecen, picor de ojos, lagrimeo, enrojecimiento, a veces con hinchazón de los párpados, sensación de cuerpo extraño ocular….En casos raros puede darse también epistaxis (hemorragia nasal), principalmente en cuadros muy severos

Es muy característico que los síntomas sean sobre todo por las mañanas, “nada más poner el pie en el suelo”

La rinitis aunque pueda parecer inicialmente como un mal menor, incluso banal, puede afectar de forma importante la calidad de vida de los pacientes, produce:

Afecciones del sueño: la rinitis alérgica impide una correcta respiración, lo que causa numerosas interrupciones del sueño. Igualmente, las molestias y faltas en el flujo de aire, hacen que la mayor parte del sueño sea no REM (sueño no profundo), esto genera como consecuencia que la persona esté constantemente cansada, de mal humor y con ciertas fallas producto del sueño no reparador.

sinusitis, complicación de rinitis alérgica

Tendencia a desarrollar sinusitis: debido a la obstrucción de las vías respiratorias que causa la rinitis alérgica, los conductos nasales tienen más propensión a desarrollar infecciones que pueden desencadenar una sinusitis crónica.

Alteración de las capacidades psicomotoras: las personas que padecen rinitis alérgica puede provocar fallas en la atención, concentración y memoria, además de afectar la percepción visual. Esto se torna especialmente peligroso para quienes operan maquinarias pesadas o realizan labores de alto riesgo.

riesgo de desarrollar asma en los pacientes con rinitis

Riesgo de desarrollar asma: la rinitis alérgica suele ser el antecedente en las personas que desarrollan asma. El desarrollo de las obstrucciones respiratorias y la presencia de la inmunoglobulina E son factores de la rinitis que pueden desencadenar en el futuro un cuadro asmático.

rinitis alérgica y asma

Problemas odontológicos: cuando la rinitis alérgica se presenta en los niños, éstos tienden a respirar por la boca y mantenerla abierta, lo que puede provocar deformidades en dientes y mandíbulas, haciendo necesario un posterior tratamiento de ortodoncia.

conjuntivitis alérgica

Infecciones oculares: la mayoría de los pacientes con rinitis alérgica presentan molestias en los ojos como inflamación, irritación y secreción abundante. Esto lleva a una mayor tendencia de manipulación manual del ojo, lo que causa la inserción de agentes extraños que pueden causar infecciones oculares. Durante estas molestias, debe abstenerse de tocar sus ojos o hacerlo luego de lavarse las manos.

Consecuencias sobre el aprendizaje: al causar mala calidad del sueño y problemas psicomotores, la rinitis alérgica afecta la calidad del aprendizaje, provocando problemas de atención y retención.

Dolores de cabeza recurrentes: la obstrucción de los conductos nasales presente en la rinitis alérgica provoca la retención de aire dentro de la cavidad craneal, lo que ocasiona frecuentes dolores de cabeza que acompañan los síntomas principales.

Tendencia a infecciones otorrinolaringológicas: al estar todos estos conductos conectados, la persona afectada puede sufrir tanto infecciones del oído como irritaciones y molestias de la garganta.

Irritaciones en el rostro: el exceso de secreción nasal que desencadena la rinitis alérgica lleva a la persona afectada a limpiar continuamente su nariz con productos que pueden irritar y resecar la piel, hasta el punto en que se produce la descamación de la misma.

La rinitis alérgica es una enfermedad muy prevalente. Se estima que está en alrededor del 15%-20%, que genera un gran coste económico y social,  y que tiene un gran impacto sobre la calidad de vida. El 35% de los adultos experimentan de forma ocasional alteraciones del sueño y el 10-20% de forma crónica. El insomnio afecta al 20-30% de la los adultos. Las apneas del sueño afectan objetivamente al 9% de las mujeres y el 24% de los hombres. El 50% de los sujetos refieren que la obstrucción nasal es el síntoma más molesto y que cuando sucede por la noche altera el sueño, de forma directa a la intensidad de esta obstrucción

Clasificación de la rinitis según documento ARIA (Allergic Rhinitis and its Impact on Asthma):

Clasifica la rinitis según su duración en intermitente y persistente. Introduce también una clasificación de gravedad según la presencia o no de alguno de estos cuatro ítems (síntomas molestos, afectación de actividades cotidianas, laborales y escolares, afectación del sueño). Define una rinitis como leve cuando no hay afectación de estos ítems, y moderada-grave cuando está afectado al menos uno de ellos. Esta clasificación de gravedad está basada por primera vez en criterios de calidad de vida

Por tanto hay dos grandes tipos:

La rinitis alérgica estacional o intermitente se presenta en estaciones o periodos bien definidos del año, generalmente relacionados a polen en el aire. A esta enfermedad también se le conoce como fiebre del heno. Las estaciones de polen pueden variar considerablemente en diferentes partes de un mismo país.

La rinitis alérgica perenne o crónica se manifiesta con síntomas durante todo el año, variando en intensidad. Generalmente se presenta como reacción a estímulos que se encuentran en el medio ambiente cotidiano del paciente (hogar o trabajo), pueden tratarse de polvo casero, esporas de hongos, caspa de animales, insectos, etc.

Rinitis no alérgica: este grupo incluye la rinitis infecciosa, la rinitis vasomotora y la rinitis medicamentosa. Los síntomas son algo diferentes y puede asociarse a fiebre

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico se hace de manera sencilla mediante la historia clínica del paciente y el examen físico. En ocasiones se llegan a solicitar exámenes especiales para identificar a qué substancias es alérgico el paciente. Es importante poder demostrar la sensibilización mediante pruebas cutáneas y determinación de IgE específica

A veces, es difícil diferenciar una rinitis alérgica de una rinitis causada por otros factores no alérgicos o incluso distinguirla de una catarro común

TRATAMIENTO

En muchos de los casos, la mayor dificultad para combatir la rinitis alérgica es que se desconoce el alérgeno que la desencadena. En otras, el tratamiento se dificulta porque los factores son muchos, o están presentes en demasiados lugares. En el caso de los ácaros, por ejemplo, unas buenas medidas preventivas son poner fundas especiales en el colchón, lavar semanalmente con agua a más de 60 grados centígrados la ropa de la cama y quitar las moquetas y alfombras de la casa.

Los antihistamínicos constituyen generalmente el tratamiento inicial para la rinitis alérgica. Estos medicamentos producen alivio de estornudos, secreción nasal y comezón nasal. También se pueden prescribir corticoides tópicos nasales. El más reciente avance para el tratamiento de esta enfermedad son los antagonistas de leucotrienos. Algunos miembros de esta clase terapéutica, usados ampliamente en asma, han demostrado ser eficaces para aliviar los síntomas de rinitis alérgica, especialmente la congestión nasal.

corticoides topicos

Los vasoconstrictores orales que mejoran de forma considerable la obstrucción nasal, pueden alterar el sueño debido a su efecto estimulante, así como a la taquicardia y retención urinaria. Los vasoconstrictores tópicos utilizados en largos periodos de tiempo producen obstrucción nasal como efecto rebote por lo que pueden alterar el sueño

En aquellos pacientes en los cuales se llegan a identificar los alergenos causantes de la enfermedad, se puede recurrir a la inmunoterapia que consiste en elaborar vacunas específicas contra alergenos determinados.

La rinitis alérgica es una enfermedad que debe ser tratada en forma oportuna, para evitar complicaciones como la sinusitis u otitis. Además, la rinitis alérgica puede llegar a alterar el ritmo de vida de los pacientes, disminuyendo su calidad de vida.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s